sábado, 6 de abril de 2013

¿Cómo le pido matrimonio a mi novia?

Esta primera entrada del blog va dedicada a esos chicos que están pensando en pedirle a su novia matrimonio.


Puedes optar por la más típica: llevándola a cenar a un restaurante y mientras traen el postre, arrodillarte (ella ya estará llorando o quizás muriéndose de la vergüenza), sacar el anillo y decirle esa pregunta tan bonita con la que la mayoría de las mujeres hemos soñado alguna vez.
Si yo fuese chico no optaría por esta modalidad. ¡Hay que ser original! Las mujeres estamos cambiando. 
Ya no nos importante ir a un buen restaurante y que la gente vea que nos piden en matrimonio.
Preferimos algo simple pero romántico y bien pensado. Que se ajuste a los gustos de tu chica.
Hasta la más superficial verá más bonita y premeditada una pedida personalizada.


¿Tu chica es romántica y le gustan los pequeños detalles?
Pídeselo en el parque, a la luz de las estrellas mientras dais un paseo o después de un día de picnic elaborado por ti. 
Si tienes la suerte de vivir en una zona con playa, puedes aprovechar las conchas del mar para dibujar un corazón sobre la arena y llevarla hasta él con los ojos vendados.




¿Y si tu novia es superficial y le gustan más los planes elaborados?
Puedes contratar un fotógrafo y hacer una sesión de fotos durante el día. En un momento cualquiera de la sesión (mejor casi al final) pídele matrimonio mientras os fotografían. El momento quedará inmortalizado para siempre y ella podrá recordarlo cada vez que quiera.


¿Tu novia es una fanática de la moda?
Ve con ella de compras y coloca dentro de algo que vaya a comprar seguro la caja con el anillo. Eso si, no la pierdas de vista y procura que sea un día en que no estén las tiendas llenas, es decir, evita rebajas, días de descuento o fines de semana. Antes de salir de la tienda, pídele que se pruebe de nuevo esa prenda que tanto te gustó y trata de que se note que el anillo está allí.

Espero haberos dado algunas opciones sobre cómo pedir matrimonio a vuestras chicas. Cualquiera es válida, solo debéis trabajarlo un poco y tener en cuenta los gustos de vuestra chica.
Si por cualquier razón no podéis hacerlo como os gustaría, una pedida simplemente tiene que tener un requisito: amor. Así que, decidle de corazón a vuestra chica lo que sintáis y haced que vea que queréis que esté para siempre en vuestra vida. 
No es necesario anillo. La magia del amor vale.


A continuación, podéis dejar vuestros comentarios y contarnos:
¿Cómo os pidieron a vosotras matrimonio?
¿Qué pensáis de las mujeres que se lo piden a los hombres?
¿Cómo os gustaría que lo hicieran?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada